martes, 19 de abril de 2016

EL PRECIO DE LA HISTORIA versus EL IMPERTÉRRITO COMENDADOR y el del JUBÓN AMARILLO

Buenos días,

DIARIO DE BITÁCORA
Fecha: en el día de San Elpidio, San Eusebio de Fano, San Galdino, San Hermógenes, San Juan Isauro, San Molasio, San Pusicio, San Ursmaro, Santa Antusa, Santa Atanasia o para los neófitos el 18 de Abril de 2016 día grande de nuestro señor.

TRIPULACIÓN: El capitán Pescanova y la Reina de los mares por el PRECIO DE LA HISTORIA, mientras que en el navío del IMPERTÉRRITO COMENDADOR y el del JUBÓN AMARILLO, abastellando los cabos Jhon Silver y Jim Hawkins.

LUGAR: a 20 millas de la costa más próxima, con velocidad de 6 nudos en el mar indómito y bravío del Sucellus.

BITÁCORA: Recitando la “Canción del pirata” se embarcaron los tripulantes del PRECIO DE LA HISTORIA, con el objetivo de apaciguar el mar en el que navegaban, amuradados a babor como filibusteros intentando llevarse el botín a su isla desierta, “Al abordaje” con cartas marcadas, dúplex, y reyes olvidados entre los dientes, izaron las armas y se llevaron el gato al agua en la primera partida, casi sin dar opción.

Jhon Silver y el pequeño Jim, se armaron de valor, enfrentándose con las armas que tenían, igualando la contienda a 1-1 como quién no quiere la cosa.

Azocaron bien en la tercera y cuarta mano el PRECIO DE LA HISTORIA, y con cartas que les entregaba bajo cuerda la diosa de la fortuna, se pusieron por delante 3-1.

Se creyeron invencibles, como nuestra armada, se creyeron que la mar estaba en calma, como cuando llegan un Tsunami, y con risitas vencedoras balanceaban el barco con brío a toda vela, pero quiso la rosa de los vientos desviar el rumbo a nuestros navegantes, y gracias al viento aparente el IMPERTÉRRITO COMENDADOR y el del JUBÓN AMARILLO comenzó a ganar terreno, tanto que en empate a 3 se pusieron, con jugadas notables que deberían pasar a la historia del mus, tan notables que han sido olvidadas.

Ya no se creían los mejores, las dudas asomaban, y estando en la tabla amarrados IMPERTÉRRITO COMENDADOR y el del JUBÓN AMARILLO con grandes tiburones pendientes de su caída y de un buen almuerzo, la REINA de los MARES no se atrevió a aceptar un órdago, aun sabiendo que el pobre Jim, no tenía argumentos, y mira que lo aviso, “Que no es por no ganar, que si hay que ganar se gana, pero ganar para NA, mejor no ganar”, y así sucedió que Jim como buen ladronzuelo le quitó 6 piedras a grande sin tener na, por no tener no tenía ni honra ni un mísero reyezuelo.

El mar se agitaba, el mar estaba bravo, tormentas amenazaban, y ahí sobresale el IMPERTÉRRITO COMENDADOR y el del JUBÓN AMARILLO, cuando el caos llega, estos lo dominan, y un definitivo 4-3 a favor del IMPERTÉRRITO COMENDADOR y el del JUBÓN AMARILLO reflejó la contienda.

Ahora al PRECIO DE LA HISTORIA les queda el consuelo de jugar a otros deportes menos arriesgados y que les pueden proporcionar más consuelos: Petanca, parchís, damas, … O gastar su tiempo los lunes al sol….

http://www.larompiente.com/diccionario.asp

Saludos

No hay comentarios:

Publicar un comentario